Misión, visión y valores

El Casal desde su creación en 1972, desarrolla su trabajo de manera crítica, analizando los continuos cambios en nuestro contexto de intervención para lograr la evolución y transformación constante adaptándonos a las nuevas demandas, no obstante el compromiso inicial del Casal se mantiene a lo largo de estos cambios en sus servicios adecuando su misión definida de la siguiente manera:

Grupo del CasalMisión

El Casal desde su creación en 1972, desarrolla su trabajo de manera crítica, analizando los continuos cambios en nuestro contexto de intervención para lograr la evolución y transformación constante adaptándonos a las nuevas demandas, no obstante el compromiso inicial del Casal se mantiene a lo largo de estos cambios en sus servicios adecuando su misión definida de la siguiente manera:

“El Casal acoge y acompaña, prestando una atención integral, a personas en situación de exclusión social”

VISIÓN

La visión del Casal recoge el horizonte al que queremos llegar, trabajando para:

Estar presente en los cambios sociales para dar respuesta las necesidades de personas en exclusión social
“Ser referente en la Comunidad Valenciana en la atención penitenciaria, ofreciendo transparencia y acercando la sociedad al mundo penitenciario”
Potenciar la mediación en procesos penales y favorecer medidas rehabilitadoras alternativas a la prisión
Promover la sensibilización social consolidando el número de colaboradores del Casal de la Pau

VALORES

Estos valores y principios se plasmarán y desarrollarán en el código ético, que está enmarcado dentro de su proceso estratégico.

El Casal se articula en torno a cinco valores básicos

LIBERTAD

1. Reconocimiento de la libertad como bien supremo, del que nadie debe der despojado. Reconocer y aceptar el derecho del otro a actuar-o no hacerlo- según su criterio, responsabilidad y conciencia. Dejar que una persona decida ante cualquier situación, en la que estamos disconformes, pero esto no quiere decir que nos desentendemos, si no que estaremos a su lado, preocupados por su desarrollo.

2. Como bien superior de la persona: liberar físicamente de barreras que aíslan más de la sociedad y ayudar a liberarle de obstáculos que le han llevado a ser privado de libertad.

JUSTICIA SOCIAL

1. Valor fundamental que nos orienta hacia la búsqueda de la igualdad de oportunidades, el respeto y el logro de la máxima autonomía de las personas

2. Compromiso de ayuda para que la persona alcance la igualdad en el ejercicio de sus derechos y oportunidades de desarrollo dentro de la sociedad.

3. La radical necesidad de implicar a una sociedad cada vez más grande y cada vez más consciente en el proceso de inclusión de las personas marginadas. No se trata sólo de una cuestión cuantitativa sino de la convicción de que si hay excluidos y marginados es porque hay un grupo humano que, respondiendo a sus temores o miedos, excluye y margina normalmente como forma de fijar un límite.

ACOMPAÑAMIENTO

1. Compromiso solidario, basado en la confianza y la comprensión, de que se está junto a la persona para ayudar a encontrar alternativas de mejora a sus condiciones, teniendo en cuenta sus intereses.

2. Caminar al lado de otra persona. Relación de apoyo y confianza orientada al cambio y a la máxima autonomía, que va adaptándose a los cambios y necesidades de cada persona.

3. El Casal de la Pau pretende ser una plataforma que potencia la actuación de personas que quieren entender y acompañar al otro tal y como es y están dispuestos de asumir el riesgo de acompañarle, implicándose.

4. Partiendo de las tres perspectivas indicadas, se concibe el trabajo del equipo profesional como fuerza potenciadora del proceso de integración de las personas a las que acompañamos. El trabajo de los profesionales ha de pensarse en función de ese propósito y se le ha de revisar siempre para que, de acuerdo con los valores, mejore en eficacia. .

AUTONOMÍA

1. Reconocimiento a la otra persona de su capacidad para controlar, afrontar y tomar, por propia iniciativa, decisiones personales acerca de cómo vivir de acuerdo con las normas y preferencias propias

2. Proporcionar las habilidades necesarias para que después de conseguir la libertad crezcan en autonomía personal. Es la base en la que debemos trabajar para su propia integración social, en su grupo de procedencia.

3. Impulsar el desarrollo de la autonomía personal, para alcanzar su máxima integración social, y familiar o grupal, desde su propia realidad.

RESPETO

1. Reconocimiento de cada persona como protagonista de su propio proceso de desarrollo personal. La aceptación de sus intereses, capacidades, preferencias son elementos básicos a mantener en la relación interpersonal y de ayuda.

2. La convicción de que el primordial agente de cualquier proceso de recuperación personal es el mismo interesado que nos pide ayuda o a quien otras instancias o personas concretas nos encomiendan como asociación para que le acompañemos en su proceso. Lo que conlleva que es el mismo interesado quien ha de decidir tanto como le sea posible su propio proceso de inclusión.