El Casal de la Pau "superado" por la demanda de presos y Moragues se compromete a mejorar sus condiciones

Domingo, un expreso ya reinsertado en la sociedad: "Sin esta asociación estaría encerrado o en el cementerio"

VALENCIA, 7 (EUROPA PRESS)

La Asociación Domus Pacis-Casal de la Pau está "superada" por la demanda de presos y pasa en estos momentos por una situación "un poco crítica". "Para mantener estas cosas se necesita ayuda", ha reivindicado su presidente, José Antonio Bargues. Ante esta situación, el delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Moragues, que ha visitado el centro, se ha comprometido a trabajar en la mejora de las condiciones de la entidad.

Este organismo, con 47 años de historia, se dedica a la acogida, atención integral y acompañamiento de personas que dentro de prisión o con riesgo de internamiento se encuentran en situación de indefensión y excusión social.

"El objetivo es tratar de atender a la gente más necesitada, sin recursos y sin un arraigo familiar", ha explicado Bargues en declaraciones a los medios de comunicación, y ha agregado: "Tenemos mucha clientela. Mantener estas cosas necesitan ayuda y ahora estamos en un momento un poco crítico".

Al respecto, el director de la asociación, Vicente Serrano, ha manifestado que la demanda de presos es "constante" y "desde siempre estamos superados por las demandas. Es superior a lo que podemos atender", ha insistido.

Así, según los datos que barajan, en 2016 residieron en el Casal un total de 71 personas en diversos periodos de tiempo, de las cuales algunas han fallecido, otras están en pisos de acogida o han reconstruido sus vidas o han podido alquilar habitaciones. "Otros vienen al comedor, o a la enfermería, y algunos al centro de día", ha dicho. Son 542 las personas que han pasado por esta entidad a lo largo del pasado año.

El Casal tiene una residencia para enfermos crónicos de 12 camas y dispone de otras 10 para personas que están de permiso y hacen una estancia media en la organización. "El Casal acoge a presos de todas las cárceles de España y su labor fundamental es acoger y acompañar, aceptar a estas personas como sociedad, como parte nuestra. Les damos esperanza de reinserción", ha apostillado.

"Es un voluntariado de persona a persona. Hay acompañamientos que duran hasta 40 años a presos que no tienen familia", ha explicado para agregar que "la mayoría de internos han sido arrojados a la delincuencia por pobreza, exclusión y falta de lazos familiares". El presupuesto con el que contó la entidad en 2016 ascendió a 490.000 euros, ha dicho.

Sobre estas cuestiones, Moragues, quien ha reconocido el trabajo de los 125 voluntarios que están en la asociación, ha explicado que el Ministerio de Sanidad y Servicios Sociales participa en dos proyectos con el Casal. El primero, 'Atención sanitaria y rehabilitación internos enfermos de sida y otras enfermedades', cuyo objetivo es cubrir las necesidades de alojamiento y atención sanitaria, social, jurídica y educativa de reclusos y exreclusos con VIH y otras enfermedades graves. El segundo, 'Integración social e inserción laboral de internos y liberados condicionales', cuyo objetivo es atender a internos que procedan de cualquier centro penitenciario y apoyo de búsqueda de empleo.

El delegado ha recordado que durante los últimos tres años (2013-2017), el Ministerio ha destinado 679.002 euros para subvencionar estos programas que ayudan a personas que quieren reemprender sus vidas. La subvención a través del 0,7 por ciento en este último año ha sido cerca de 115.000 euros, ha destacado.

Moragues ha indicado que para este ejercicio, 2017, se mantiene la misma línea de ayuda que el año anterior, es decir, de 115.000 euros, pero se ha comprometido a "trabajar en mejorar las condiciones del Casal" porque "cuando se trata de personas necesitadas y excluidas, el dinero parece que nunca es suficiente", ha dicho.

"En este Casal de la Pau colaboramos muchas administraciones y entidades de la sociedad civil y, por ello, es un ejemplo de cómo nuestra unión nos permite ayudar a dibujar un futuro mejor a muchas personas que buscan reencontrarse con la sociedad y superar su pasado", ha aseverado.

"QUIEREN SER COMO TÚ"

Domingo, uno de las personas voluntarias del Casal que recibió ayuda cuando estaba preso, ha explicado que conoce la entidad desde hace 21 años y ha asegurado que allí le han "ayudado bastante". "Ahora que ya estoy reinsertado, me toman como ejemplo y quieren --otros internos-- llegar a ser como tú para independizarse un poco", ha manifestado.

"Aquí te orientan, te ayudan y esto lo veo provechoso", ha dicho tras asegurar que estuvo 12 en prisión. "Luego ellos --la asociación-- siempre me ayudaron, dándome consejos. Llevo seis años sin pisar el calabozo y sin estar detenido. He podido limpiar los antecedentes y estoy muy agradecido".

"Ahora tengo libertad para ir por la calle", ha afirmado, y al ser preguntado por como sería su vida si no hubiera conocido el Casal, ha contestado: "Estaría encerrado o en el cementerio".

Ha explicado que conoció la asociación a través de un tío suyo, cura, que le presentó a un delegado del Casal. Tras recibir ayuda, ahora ya es voluntario. "Llevo cinco años como voluntario y me encargo de recoger el pan a unos hornos y de llevar a las cárceles a los chicos que salen de permiso. Luego te toman como ejemplo y quieren llegar a ser como tú para independizarte un poco", ha dicho.

http://www.lavanguardia.com/vida/20170207/414098233037/el-casal-de-la-pa...

http://www.20minutos.es/noticia/2953935/0/casal-pau-superado-por-demanda...

http://www.europapress.es/comunitat-valenciana/noticia-casal-pau-asociac...